Esta área industrial situada en Corvera, tiene su origen en la actividad desarrollada desde los años 70 por la familia Sánchez Cima.

La primera fase de naves, desarrollada en la década antes detallada, alberga naves de gran tamaño con una gran altura de trabajo ideales para grandes trabajos de calderería y transformación.

A finales de los 90 la familia Sánchez Cima, promueve la creación de una fase de naves, diferentes, de menor tamaño pero con un gran valor modular. El nuevo polígono está esperando la recepción del Ayuntamiento de Corvera. Es intención de los propietarios de parcelas y de los empresarios allí instalados dotar al polígono de los mejores servicios y de las mejores infraestructuras.

A fecha de hoy dicha área industrial destaca por la altísima calidad de sus materiales de construcción y de una planificación constructiva a la altura de pocos polígonos en Asturias.

Desde la Federación Areas trataremos de aportar al polígono de Sánchez Cima todo lo necesario para pueda convertirse en un área industrial competitiva de máximo nivel.